lunes, 10 de octubre de 2016

LA PROSTITUCIÓN FORMAL E INFORMAL

LA PROSTITUCIÓN


INTRODUCCIÓN

La prostitución es, en nuestro país, una opción frecuente para mujeres de sectores sociales marginales. La miseria, la violencia y el abuso son las puertas de ingreso a ella de numerosas niñas y adolescentes.

La prostitución masculina es menos tolerada y numerosa, aunque ha aumentado durante los últimos años.

El burdel suele ser, en sociedades deformadas por concepciones machistas, un espacio de iniciación sexual para los adolescentes varones. Numerosas enfermedades de transmisión sexual proceden de allí. Pero, en el prostíbulo, las víctimas primeras son las propias mujeres.

Para descargar la denominación tradicional de su insultante connotación, se empieza a utilizar el término de trabajadores sexuales. Algunas de ellas se han agrupado en asociaciones, en busca de amparo y protección de sus derechos.
Es alarmante ver cómo cada día se utiliza a niñas y niños más jóvenes, ya que los pedastras o pedófilos consideran que mientras más chica es la niña o el niño menor riesgo tienen de contagiarse de VIH-SIDA.

Las mujeres trabajadoras sexuales no tienen acceso al Seguro Social y a sus beneficios como jubilación, pensiones, seguro por invalidez, créditos hipotecarios etc.

OBJETIVO GENERAL:

Analizar las causas que llevan a ejercer la prostitución, y las consecuencias que pueden quedar una vez se entra a la práctica de esta.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  • Profundizar sobre lo que significa y representa la prostitución en nuestra ciudad, con el fin de comprender el problema y hacer más factible la búsqueda de soluciones.
  • Reconocer el papel que ha desempeñado la prostitución a través de la historia en nuestra ciudad.
  • Identificar las principales causas que llevan a las jóvenes a tomar la prostitución prepago como una opción de vida.
LA PROSTITUCIÓN INFORMAL

Dentro de la prostitución femenina hay profesionales, semiprofesionales y ocasionales.


Las profesionales ejercen en forma abierta, lo que pueden hacer en burdeles o casas de cita, donde viven, otras, asisten algunas horas o alquilan un cuarto. Suelen detenerse a determinada hora en un mismo sitio, recorren las calles para seleccionar a su clientela, trabajan en coche buscando a los clientes aprovechando los semáforos o buscan la clientela en parte parques y jardines públicos, hoteles, bares, cines, cavares, restaurantes de lujo, etc.

Las semiprofesionales se escudan tras un empleo: camareras, meseras de cavares de lujo, cancionistas, bailarinas de desnudo, etc, las call girls trabajan por medio de citas telefónicas, ya sean estas por su cuenta o por medio de asociaciones.
Las ocasionales pueden ser mecanógrafas, trabajadoras domésticas, estudiantes, amas de casa, etc., y ejercen por ganar algún dinero o pueden hacerlo para conservar su empleo o ascender en algún puesto.

LA PROSTITUCIÓN O TRABAJO SEXUAL FORMAL EN EL ECUADOR

El trabajo sexual en Ecuador no es un delito, como sí lo es el proxenetismo (Código Penal, artículo 528). Existen algunas normativas en proyecto como el “Protocolo para Operativos y Abordajes Policiales a la Ciudadanía Respetuosos de los Derechos Humanos con enfoque de Género” gracias a la incidencia de activistas GLBT, y la RedTrabSex. Este protocolo realizado en el 2011 no tiene aún la firma del Ministro del Interior.

Por otra parte en el año 2006 se presenta el Plan Nacional para Combatir la Trata de Personas, el Tráfico ilegal de Migrantes y la Explotación Sexual y Laboral y se propone una ley reformatoria al Código Penal que tipifica los delitos de Explotación Sexual de los Menores de Edad. Este Plan de Trata no diferencia el tema concreto de la trata con el del trabajo sexual, entre sus antecedentes el criterio de que la prostitución es siempre explotación sexual “son mitos y estereotipos que ven a la prostitución, como una actividad de libre elección por parte de quien la ejerce”. En la Propuesta del Nuevo Código Orgánico Integral Penal, se propone toda una Sección sobre Trata de Personas que si diferencia el trabajo sexual de la trata “la trata y tráfico se basan en la explotación, violencia, engaño y que está en contra de la voluntad de la víctima”.



Se establecen dos tipos de normativas que afectan las condiciones en que se ejerce el trabajo sexual en establecimientos cerrados y en el espacio público: el primero es el tema sanitario mediante la “Guía Nacional de Normas y Procedimientos de Atención Integral para Trabajadoras Sexuales” donde en su artículo 5 mencionan la responsabilidad del Ministerio de salud de regular y vigilar la aplicación de las normas técnicas para la detección, prevención, integral y rehabilitación de enfermedades transmisibles. Si bien el enfoque fue hasta hace poco sanitarista, que establecía el “carnet profiláctico” para la protección de los clientes, desde 2007, gracias a la incidencia de la RedTraSex.
 
Ecuador, se ha dado un enfoque más integral y el reemplazo del carnet por la “Tarjeta Integral de Salud”. El segundo de ordenamiento territorial, aunque no hace referencia en forma explícita al trabajo sexual, aunque menciona algunos puntos que bien pudieran ser atribuidos directamente al trabajo sexual como “precautelar la moral pública y las buenas costumbres en el territorio”. Cabe resaltar que algunos municipios como el de Quito están elaborando ordenanzas para reglamentar el trabajo sexual.

Sistema de Salud

En nuestro país a partir del año 2000 existe una ley exclusiva denominada “Ley para la Prevención y Asistencia Integral de VIH/SIDA”, aprobada por el Congreso Nacional y que no ha sido derogada, por lo tanto es el marco legal con el que se cuenta. Recientemente se ha creado el CEMSIDA (Comité Ecuatoriano Multisectorial de respuesta al VIH-sida) Con la promulgación de la ley de VIH/sida el Estado ecuatoriano entrega medicación antiretroviral a las PVVS, según manual de tratamiento del Ministerio de Salud Pública. La ley criminaliza la transmisión del VIH. En el Código vigente de Salud uno de sus artículos menciona que la autoridad sanitaria nacional debe garantizar en sus servicios de salud a las personas viviendo con VIH-SIDA atención especializada, acceso y disponibilidad de medicamentos antiretrovirales y para enfermedades oportunistas con énfasis en medicamentos genéricos, así como los reactivos para exámenes de detección y seguimiento.
Además, se ha implementado la norma de atención integral a las personas que ejercen el trabajo sexual y la disponibilidad de condones.

Aunque aún la obligatoriedad de la prueba de VIH para las trabajadoras sexuales podría estar atentando contra sus derechos. Las organizaciones de trabajadoras sexuales han sido muy activas, por otro lado, en el logro de la ley de maternidad gratuita y en la reformulación de la ley de la tarjeta de salud, la cual es ahora una ley integral y se está trabajando para que el Trabajo sexual sea reconocido como una actividad con todos los derechos.



Prueba de VIH


Entre las trabajadoras sexuales encuestadas en Ecuador la totalidad se hizo la prueba de VIH alguna vez, donde la mitad se lo hizo hace más de un mes pero menos de un año y la otra mitad hace menos de un mes. De estas encuestadas 70% afirma no haber recibido consejería pre-test; mientras que un 74% tampoco recibió la consejería post-test.
  

Uso de preservativos

En relación al uso de preservativos, en Ecuador una gran mayoría de trabajadoras sexuales (97%) afirma usar el preservativo en el trabajo sexual. Cuatro son los principales lugares en Ecuador donde se consiguen preservativos, en primer lugar en los establecimientos de salud (93%), mientras que 64% los consigue en las farmacias y un porcentaje similar los consigue en las organizaciones de trabajadoras sexuales (60%). Otro lugar es el cabaret u hotel donde un poco más de la mitad de trabajadoras sexuales consigue los preservativos.

CAUSAS SOCIALES DE LA PROSTITUCION



 DOCUMENTAL SOBRE LA PROSTITUCIÓN EN EL ECUADOR



CONCLUSIÓN

La prostitución es característico de cualquier época, es algo complicado una vez que se está dentro, es algo por lo que se está absolutamente marginado y recriminado y es algo difícil de erradicar hoy día.

La prostitución actual se ve quizás mucho más peligrosa que en cualquier otro momento. La mujer prostituta, sobre todo la callejera, debe luchar diariamente con todo un cúmulo de circunstancias en contra que acucian su situación: la delincuencia, la drogadicción, la marginación social, las dificultades económicas, y que se constituyen como un círculo vicioso del que es muy difícil salir.

La prostitución no puede erradicarse, en vano son los esfuerzos si se piensa en ello, puesto que siempre ha existido y siempre existirá mientras que haya un cliente que pague por ello. Así que combatirla desde el punto de vista de la represión no sería el más adecuado.
Otros problemas de la sociedad, como suelen ser la inmigración ilegal, recurren a estos medios para introducir a mujeres en estos mundos a través de la trata de blancas, prostíbulos ocultos, de los que el mundo exterior no tiene conocimiento y en los cuales estas mujeres se ven introducidas sin saberlo y sin poder salir del mismo.

Asumir su existencia, como un fenómeno que está ahí y combatirla desde otros ámbitos como son desde el punto de vista legal, no acusando a la prostituta sino a aquellos delitos penales que la rodeen, desde el punto de vista social, intentando abrir otros caminos y otras posibilidades de desarrollo económico y desde el punto de vista higiénico-sanitarias, desarrollando el campo de la prevención: embarazos, drogadicción, enfermedades venéreas, que mejoren las condiciones de trabajo de estas mujeres.

  
ANÁLISIS CRÍTICO

No se respeta la dignidad de estas personas tratándolas como a delincuentes. Los clientes abusan de ellas, obligándolas a hacer lo que no desean y atentando contra su salud al negarse a utilizar preservativos, con lo cual exponen la integridad física y la vida de las y los trabajadores sexuales a riesgos de contraer enfermedades de transmisión sexual, embarazos y el SIDA. Los dueños de locales tratan a las trabajadoras sexuales con desprecio y como una mercancía cualquiera. Los medios de comunicación estigmatizan a esta población, al presentar en los reportajes a estas personas como grupos de alto riesgo o proclives al delito. La sociedad margina a estas personas al creer que se trata de mujeres y varones pervertidos, irresponsables, depravados y de vida fácil.

Están siendo obligadas cientos de personas a ejercer esta labor, entre ellas hay muchos niño y adolescentes. La prostitución no solo se da en mujeres sino también en hombres. Las personas que se dedican a ella lo hacen principalmente por necesidades económicas.-Los dueños de muchos de esos bares son diputados, banqueros, alcaldes, personas poderosas que actúan en la sombra y obtienen importantes ingresos. Las bandas de prostitución infantil están bien organizadas e incluso tienen nexos unas con otras, pero es muy poca la investigación, no se infiltran en las redes, no hay garantías para las víctimas. La prostitución infantil está prohibida en la gran mayoría de los países. En la mayoría de casos. La prostitución se practica en todas partes del mundo, pero eso no significa que sea el mejor método para que la mujer genere ingresos económicos. 

La prostitución infantil se daría principalmente por la pobreza extrema en algunas zonas de países desarrollados, y en países subdesarrollados, la prostitución es característica de cualquier época, es algo complicado una vez que se está dentro, es algo por lo que se está absolutamente marginado y recriminado y es algo difícil de erradicar hoy día.

RECOMENDACIONES

1) Cuando se presentan problemas de familias disfuncionales, de conflictos de pares-hijos, el consumo de alcohol y drogas, que desencadenan en prostitución, la intervención tiene que hacerse desde los padres, hijos y familia en conjunto.

2) Hay que ir más allá del mismo sistema familiar para encontrar colaboración la escuela, municipio, ministerios que les corresponde la rehabilitación social.

3) Inculcación de valores, apoyo afectivo a los adolescentes.

4) Enseñas a los padres a enfrentar los problemas sexuales de los hijos con valentía, los peligros, aprender a conjugar aspectos aparente contradictorios de la educación con tolerancia/disciplina; comprensión/exigencia; normas/libertad, etc.

5) El riesgo educativo se asocia a la incompetencia educativa de los padres, esto tiene que con determinadas carencias: a) no saber o no querer reconocer los problemas; b) falta de buena voluntad para cambiar; c) no saber escuchar y dialogar; d) falta de habilidad práctica para resolver problemas; e) despreocupación acerca de los problemas; f) despreocupación acerca de los problemas de los hijos; y g) autoritarismo y falta de flexibilidad. Esto puede solucionarse con una escuela de padres.

6) Tareas para la intervención: a) favorecer la competencia educativa de los padres; b) mejorar la calidad de vida de la familia; c) favorecer en los adolescentes competencias evolutivas básicas (auto concepto/autoestima, relaciones positivas de apego, autonomía y motivación hacia la eficacia e interacción con los iguales; favorecer adecuado desarrollo emocional; y aprendizaje de técnicas, artesanías, profesiones para solucionar lo económico.

  
BIBLIOGRAFÍA

Enciclopedia práctica de psicología: ed. Plaza & janes editores, s.a. vol. VII, págs. 153-160.
Libro de ética – prostitución psicólogo.- Draper R.




No hay comentarios:

Publicar un comentario